661 543 140 info@tratamientoincontinencia.com

Incontinencia urinaria de esfuerzo

Incontinencia urinaria de esfuerzo

Dime si te suena alguna de estas situaciones:

  • Al toser o estornudar, ¿tienes miedo de sufrir una pérdida de orina?¿Intentas apretar los músculos para evitarlo pero no puedes?
  • ¿Has dejado de hacer deporte por miedo a mojar la ropa?
  • ¿Evitas cualquier movimiento brusco y te mueves con cuidado?
  • ¿Tienes pérdidas de orina cuando mantienes relaciones sexuales?

Si sufres alguna o todas estas situaciones seguramente sufras incontinencia urinaria de esfuerzo.

¿Qué es la incontinencia urinaria de esfuerzo?

La incontinencia urinaria de esfuerzo es una pérdida involuntaria de orina cuando se realiza alguna actividad física como toser, estornuda, reír o hacer ejercicio. Es el tipo de incontinencia más habitual entre las mujeres.

¿Qué diferencia hay entre la incontinencia de esfuerzo y la incontinencia de urgencia?

Se diferencia de la incontinencia urinaria de urgencia en que no existen ganas de orinar, sino que el escape se produce por un movimiento. La incontinencia de urgencia se produce cuando la vejiga produce un cierto volumen, sin embargo, en la incontinencia de esfuerzo la cantidad de orina acumulada no influye, salvo en la cantidad que no se puede retener y que se pierde.
La incontinencia de esfuerzo suele darse en mujeres que han tenido partos vaginales porque la uretra, vejiga, vagina, útero y recto están contenidos en la malla muscular. Esta malla se puede ver afectada durante el parto. Cuando la uretra y la vejiga descienden por el debilitamiento muscular se produce la incontinencia urinaria, y aunque va aumentando con los años es muy común en mujeres jóvenes.
La incontinencia de urgencia, por el contrario, es más frecuente en mujeres mayores y va precedida de un deseo de orinar que no se puede contener y que al contraer el músculo de la vejiga desemboca en la pérdida de orina.
Es importante saber distinguir estos dos tipos de incontinencia porque los tratamientos generalizados  pueden ser diferentes. En el caso del láser ginecológico es efectivo en ambos casos, aunque mucho más eficaz en los tratamientos de la incontinencia urinaria de esfuerzo, puesto que fortalece el suelo pélvico y le devuelve la tersura perdida.

¿Qué factores pueden provocar la incontinencia urinaria de esfuerzo?

Como hemos comentado anteriormente uno de los factores que influyen en la posible incontinencia de esfuerzo es el parto, y por eso este tipo de incontinencia es muy habitual en mujeres, aunque cabe destacar que también se puede producir en hombres.
Otros factores que inciden en la incontinencia urinaria de esfuerzo son:
  • Algunos medicamentos como por ejemplo los que tratan la hipertensión arterial, porque pueden provocar que los músculos del esfínter se contraigan o se relajen mucho. También pueden influir los medicamentos para curar el resfriado o aquellos que se usan para dormir, puesto que tienen relajantes que insensibilizan los nervios de la vejiga y por tanto se debilitan las señales nerviosas de que la vejiga está llena que manda el cerebro. Lógicamente los diuréticos también pueden ser un factor de riesgo en la incontinencia urinaria.
  • La tos crónica
  • Obesidad
  • Tabaquismo
  • Edad

 ¿Y qué hago si tengo incontinencia urinaria de esfuerzo?

Siempre lo decimos: lo primero siempre es ir al médico. La incontinencia urinaria compromete la calidad de vida de muchas mujeres y sólo por eso ya es fundamental tratarla, pero en alguna ocasión puede ser un síntoma de algo mucho más complicado. Así que si notas estos síntomas, por favor, acude a un especialista. Sé que en muchas ocasiones nos da vergüenza contar estas cosas e intentamos ver si se solucionan solas antes de ir al médico, pero de verdad, no lo dudes y pide cita con un especialista. A lo mejor estás pasando muchos apuros e incluso te puedes estar sintiendo mal y es algo que tiene solución. ¿Por qué vas a pasarlo mal si puedes tratarlo?
No hay un único tratamiento para la incontinencia de esfuerzo. Según la gravedad de los síntomas y como interfieran en tu vida cotidiana se tratará de una forma u otra.
Existen distintos tratamientos:
En el Hospital Nisa Pardo de Aravaca disponemos de una unidad especial de tratamiento de la incontinencia y apostamos por el tratamiento de láser ginecológico, aunque por supuesto dispondrás también de las otras opciones que te he comentado.

¿Por qué el láser ginecológico es lo mejor para tratar la incontinencia urinaria de esfuerzo?

En primer lugar quiero recalcar que lo importante es ponerse en manos de profesionales y realizar el tratamiento en un centro hospitalario. Nosotros apostamos por el láser ginecológico porque es lo menos agresivo para el cuerpo y lo que mejores resultados está dando. Es indoloro, no requiere hospitalización ni anestesia y puedes ir a trabajar al día siguiente sin problema. El láser lo que hace es fortalecer y rejuvenecer el suelo pélvico, por lo que para la incontinencia urinaria de esfuerzo es lo mejor. Si quieres saber cómo funciona el láser ginecológico pincha en el enlace.
Si tienes alguna duda puedes escribirnos en la sección de contacto donde estaremos encantados de atenderte.

Para pedir cita:

Hospital Nisa Pardo de Aravaca

Teléfono: 91 512 90 00 (Preguntar por la Unidad de Láser Incontinencia).

Suscríbete a nuestro blog y recibirás consejos que han ayudado a muchas mujeres
¿Quieres apuntarte?

Quiero comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *